Posteado por: Aida | noviembre 24, 2007

La pechuga

Siempre me he preguntado porqué las mujeres, al convertirse en madres, deben comerse la pechuga del pollo. ¿Durante el embarazo sus cuerpos cambian y los chutes hormonales hacen que noten esa parte seca y pastosa del pollo como un manjar?

Creo que no, porqué si no, como dice mi amigo Jordi, no habrían inventado las croquetas.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: